931 28 08 47 - Pg. Sant Joan Bosco, 51 08017 Barcelona info@basilicopizza.es
Seleccionar página

Blog

Disfruta de noticias y artículos interesantes

 

EL QUESO TALEGGIO D.O.P

Hoy presentamos el queso Taleggio. El queso Taleggio es un queso de pasta blanda producido con leche de vaca. Sus orígenes se remontan a antes del siglo X en la zona de un valle alpino situado en la Lombardía, región del norte de Italia. En sus inicios se denominaba como “strachino” (stracc es cansado en el dialecto de la zona), término que se refería a cómo llegaban las vacas al valle al final del verano después de sus largos pastos por la cordillera. El nombre de Taleggio se aplicó debido a la necesidad de diferenciarlo de los demás quesos englobados en el término stracchino.

La leche, en crudo o pasteurizada, se inocula con fermentos lácteos y se añade cuajo de vaca. Una vez se consigue la textura deseada, la pasta sufre una rotura en dos fases. Se coloca la pasta en los moldes para el escaldado a unos 22-25º donde se corrige la acidez y se extrae el suero. Una vez creado el queso en su molde definitivo se procede a su salado en seco y posteriormente a su maduración, a una temperatura entre 2-6º y una humedad del 85-90%. El moho presente en la costra exterior es responsable de la maduración de este queso. Las enzimas producto de la microflora de la costra, la mantienen con su textura blanda a la vez que le aportan el sabor característico y digeribilidad.

Su sabor es dulce, con una vena acidulosa muy ligera, ligeramente aromático, a veces con un retrogusto a trufa. Tiene un olor muy característico. Es un queso rico en proteínas, sales minerales y vitaminas A y B2, con un componente graso medio. El taleggio es un alimento natural, y no debe llevar ningún aditivo añadido, la denominación de origen D.O.P del queso Taleggio se creó en el 1996 y preserva la tradición, calidad y buenas costumbres de este espectacular producto.

Con el queso Taleggio podemos confeccionar innumerables recetas, nosotros os lo ofrecemos, cómo no, en una pizza, la “Taleggio” para ser originales, y lo combinamos con panceta y unos ceps (funghi porcini), para preservar el carácter montañoso y húmedo de la región donde proviene este queso. Hay que animarse a probarla pues el Taleggio es un queso/una pizza apta para todos los públicos, no solo para los “muy” queseros. Os dejamos un link a una web donde podréis conocer un poco más este espectacular producto y donde podréis sacar recetas auténticas y riquísimas para experimentar. http://www.taleggio.it

Buen provecho!

Bibliografía:

http://www.cheesemaking.com

http://www.formaggio.it

BREVE HISTORIA DE LA PIZZA

A lo largo del tiempo se ha intentado descubrir el origen de la pizza, este producto culinario que ha llegado a nuestros días en plena actualidad y continúa siendo un producto de los más consumidos a nivel mundial. Lo cierto es que, aunque conocemos infinidad de testimonios históricos de la elaboración de un pan plano condimentado con ingredientes encima, es complicado establecer el momento en que se puede llamar a esta elaboración pizza propiamente.  

 

Aunque fue en el siglo XVII cuando en la ciudad de Nápoles empezó a  desarrollarse una tarta con tomate, momento que es considerado generalmente como el nacimiento de la pizza, no fue hasta el 1889 que empezó a usarse el queso encima. 

Ya en la antigua Grecia se tiene constancia del empleo de pan plano condimentado, como por ejemplo el ‘Plakuntos’, con hierbas, especias, ajo y cebolla, lo cierto es que este tipo de preparaciones son típicos de la cocina mediterránea a lo largo de la historia. Por ejemplo se conoce la antigua ‘focaccia’, muy popular entre los soldados romanos o etruscos, la ‘coca’, ya sea en sus variedades dulces y saladas de la cocina española, el pan ‘Pita’ griego, la turca ‘Pide’ u otros ejemplos más.

En Nápoles de los siglos XVII y XVIII la pizza era el alimento base de la población humilde. Alejandro Dumas padre, en el 1830, ya describe como esas gentes humildes (lazzaroni, como les llama él), desayunan, almuerzan y cenan un pan plano al que añaden diversos ingredientes.

Hay un acontecimiento mezcla de historia y leyenda, que atribuye a Raffaelle Espósito, un pizzero de Nápoles, la creación de la pizza quizá más famosa, la pizza Margherita, en honor a la Reina Margarita Teresa de Saboya en su visita junto al rey Umberto I allá por el 1889. Se dice que la reina se decidió por la Margherita ante otras dos creaciones del maestro.   Poco a poco la pizza va expandiéndose a lo largo del territorio italiano, y propagándose también a través de todos los estratos sociales, aunque no fue hasta  terminada la segunda guerra mundial que la pizza consiguió conquistar el mundo gracias a la gran emigración de italianos a América, sobre todo procedentes del sur, y la vuelta a casa de los soldados de las tropas aliadas, que trajeron a sus lugares de origen ese magnífica elaboración y la introdujeron a sus hábitos alimenticios.

Aunque tradicionalmente se atribuye el origen de la pizza a la ciudad de Nápoles, un estudio reciente ha cuestionado esta teoría para ubicar este origen en Gaeta. En el 997 d.C., en un documento que se mantiene en la catedral de Gaeta, se daba fe de un molino en el río Garellano. Al molino le era anexo un terreno perteneciente al obispado.  De acuerdo con la ley, se decidió que ‘todos los años el día de Navidad del Señor, los propietarios del molino debían pagar al obispo y sucesores una paleta de cerdo, los riñones, y doce pizzas y un par de pollos en el día de la Pascua de Resurrección’. El acto fue escrito en latín, y es el primer documento donde aparece la palabra ‘pizza’.   Sea como fuere, el hecho es que tenemos ante nosotros un producto lleno de historia y tradición, que sigue deleitándonos y forma parte de nuestra dieta cotidiana.

Bibliografía:   http://www.vesuviolive.it/ultime-notizie/70951-la-storia-della-pizza-ecco-uno-studio-che-mette-dubbio-lorigine-partenopea/